La Generalitat Valenciana acata pero no comparte la decisión del Gobierno de levantar el uso de la mascarilla al aire libre. El Ejecutivo presidido por el socialista Ximo Puig ha incluido en su nueva resolución sobre las medidas ante el coronavirus el contenido del decreto del Ministerio de Sanidad por el que desde el pasado sábado 26 de junio se puede prescindir del cubrebocas en exteriores en toda España.

Sin embargo, en plena subida de los casos de Covid-19 y de la incidencia acumulada del coronavirus en la Comunidad Valenciana, que ya supera a la de Madrid con 83 contagiados por cada 100.000 habitantes, la Generalitat ha optado por recomendar oficialmente el uso de la mascarilla al aire libre, excepto en playas y espacios naturales, «siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad».

Ximo Puig intentó sin éxito que el Gobierno de Pedro Sánchez aprobara una normativa que permitiera a las autonomías decidir sobre el empleo de los cubrebocas en función de la situación de la pandemia del coronavirus.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, no contempla reinstaurar la obligación de llevar la mascarilla en lugares públicos, pero sí ha recomendado utilizarla «a la menor duda» de que pueda haber una aglomeración.

Así se ha pronunciado Puig este lunes en declaraciones a los medios antes de asistir a un almuerzo de trabajo de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), donde ha pedido aplicar «siempre el sentido común» y ha considerado que «no es necesario hacer permanentemente acciones de carácter normativo», sino «aplicar la corresponsabilidad».